top of page

Crisis existencial: ¿Cómo podrías evitarla?

Actualizado: 2 may 2023


 



El conocimiento de uno mismo ayuda a comprender para qué existimos, nos hace dueños de nosotros mismos y dirige la vida con conciencia. En este proceso cuestionamos y descubrimos qué necesita nuestra persona en sus distintas dimensiones.

Cuando no veo y no conozco todo el rompecabezas completo de mi existencia (QUÉ y QUIÉN soy), entonces llegan momentos de crisis y atiendo solo algunas piezas de mi TODO. Tal vez creo que cambiando cuestiones accidentales resolveré dolencias esenciales

Para esto, es fundamental distinguir entre dos preguntas que parecen iguales pero no lo son: ¿QUÉ soy y QUIÉN soy?

Vamos a ver estas diferencias…


¿QUÉ soy? responde a nuestra ESENCIA: todos tenemos una parte tangible, material -nuestro cuerpo- y un componente intangible, que nos anima y nos hace distintos a los demás seres vivos -nuestra capacidad de abstraer, crear, ejercer la voluntad,la libertad y

tener consciencia de uno mismo-. Esto es lo que somos en ESENCIA: cuerpo + espíritu.

Y lo compartimos con TODA la humanidad, por más diferentes que seamos.


Al conocer esa esencia común a todos, podremos ser más empáticos y comprensivos, al vernos como algo más que nuestra historia personal y lograr acuerdos en cosas fundamentales, en lugar de dividirnos más.


¿Quién soy? Responde a nuestra IDENTIDAD PERSONAL, que incluye nuestra historia de vida única, las experiencias que nos han marcado; gustos, sueños y la forma externa en que nos presentamos al mundo (ropa, cabello, afiliaciones, pasatiempos, forma de hablar…)


Esos aspectos también forman parte de nuestra ESENCIA, pero no pasa nada si son de una u otra forma, o si los modificamos; de hecho muchas veces ni siquiera elegimos: ser de X nacionalidad, hablar X idioma, tener X discapacidad, X sexo. Como todos esos aspectos no alteran nuestra esencia humana, los llamamos ACCIDENTALES.


Si no sabemos responder a las preguntas ¿QUÉ y QUIÉN soy? alguien más nos lo va a decir…

A nivel masivo, ¿Quién tiene el poder de decirnos qué y quién somos?


¿A quién le damos esa autoridad?




Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
bottom of page