top of page

Deconstruyase con precaución

Actualizado: 18 ago 2022

Hablar de sexo y género es crucial para entender el discurso actual e identificar las paradojas que ha permeado en la cultura.

En el dicurso cultural actual, sexo , género e identidad de genero son cosas distintas

  • El sexo responde a la biología: incluye los órganos sexuales, cromosomas, hormonas, etc, que te hacen ser hombre o mujer.El discurso actual lo llama “la categoría asignada al nacer”

  • El género es la “interpretación cultural” del sexo: el como se espera que actuemos dependiendo de nuestro sexo. Por ejemplo “las niñas deben ser delicadas y niños valientes”

  • La identidad de género, habla de la auto percepción, de la forma en que se experimenta esa relación entre sexo y género. Puede haber concordancia entre estos o no….y de ahí es donde empiezan las variables en las siglas LGBTTIQ+

Muchos organismos internacionales, como la ONU hablan de género como una construcción social independiente del sexo.

Aquí un tweet de UN women, la sección de la ONU encargada de la equidad de género y empoderamiento de la mujer: “Los roles masculinos y femeninos no están fijados biológicamente, sino que son socialmente construidos”

La construcción social es algo que existe como resultado de la interacción humana. Existe porque los humanos están de acuerdo en que existe. Algunos constructos sociales cambian de acuerdo al tiempo y la sociedad.

Ej: Los conceptos de belleza, éxito o los roles en el hogar.


En sintonía con la ONU, el género como construcción social ya se esta convirtiendo en el establishment cultural. Si bien es innegable que hay constructos dañinos alrededor del genero, como “los hombres no lloran” o “si no te casas no serás feliz”, pretender que NO hay rasgos biolóficos y psicolóficos propios de cada genero es una falacia.


Cuando hablamos de construcciones sociales, tenemos que referirnos a una de las mamás del feminismo: Simone de Beauvoir, quien dice que el grueso de la opresión de la mujer no se fundamenta en características biológicas sino culturales. “No se nace mujer, se llega a serlo” es su frase por excelencia. El problema, es que esa conclusión desató en el feminismo, un desarraigo biológico del hecho de ser mujer.


Hoy se asume que la sexualidad tiene una única dimensión que es cultural. Y como la cultura es una construcción, debe ser deconstruida para crear una nueva realidad.... Como resultado ahora vemos cada vez más desdibujada la figura femenina pues en ese afán por deconstruir a la mujer e integrar a los que se identifican con ese género, se ha pasado a diluirla cada vez más del discurso, para no ser excluyente.

"Si el sexo biológico no es real, la realidad que viven globalmente las mujeres queda borrada. (...) Decir la verdad no es discurso de odio".
. J.K Rowling

Por ejemplo, el comité Olímpico internacional aceptó a partir de Río 2016 la inclusión de atletas transexuales (en el caso de las mujeres trans con la única restricción de mantener cierto nivel de testosterona).


Esto resulta paradojico pues por otro lado, atletas han sufrido de “discriminación biológica” como la corredora india Dutee Chand que en 2014 fue vetada de las competencias por tener naturalmente niveles altos de testostrona ¿Cuál es el criterio entonces para definir lo femenino?¿Un nivel de hormonas o la constitución natural biológica?

Tomando en cuenta que la constitución física es clave en ciertas disciplinas

¿No es irónico que ahora las atletas muchas veces se verán en desventaja en su propio campo?




Con información de:


Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page