top of page

Para no apendejarse: 1984

Actualizado: 1 sept 2023

1984 invita a la reflexión y puede ser un gran recurso para analizar cualquier régimen o sistema y una guía para entender la imposición y masificación de una ideología.



1984, escrita por George Orwell es una obra:

  1. Distópica: Nos presenta una sociedad imaginaria en el futuro; deshumanizada, bajo un gobierno totalitario y de pensamiento único, donde la tecnología ejerce un papel de control. Es un mundo de pesadilla, lo opuesto a una utopía.

  2. Profética: Fue publicada en 1949 pero aplica a la realidad actual.

  3. Atemporal: El contexto tal vez cambia, pero el ser humano no.

Aunque es una ficción que fue escrita hace más de 70 años, la historia presenta mecanismos de manipulación y poder que nos ayudan a reflexionar sobre nuestra realidad.

La novela aborda libertad de expresion, libertad de conciencia, Incitación a la guerra, lucha de clases, pensamientos contradictorios dentro de un mismo sistema.


Crítica el totalitarismo y a la imposición de un sistema único de pensamiento que mediante la coerción y la manipulación, anula la libertad personal y la posibilidad de disentir.


La sociedad es controlada por ministerios y para lograr ese control de las masas, es necesario manipular: el lenguaje, el pasado/historia y, la información y privacidad.


1. MANIPULACIÓN DEL LENGUAJE

Se impone una “neolengua” que intencionalmente reduce el número de palabras del lenguaje -> para limitar el alcance del pensamiento.


2. MANIPULACIÓN DE LA HISTORIA/PASADO:

  • Convierten la mentira en verdad y la verdad en mentira.

  • Las personas non gratas para el régimen desaparecen y su nombre queda borrado de la historia.

  • Las noticias son manipuladas creando héroes, villanos y alterando los hechos.

Si todos aceptaban la mentira impuesta por el Partido, la mentira pasaba a la historia y se convertía en verdad. “Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado.”

3. CONTROL DE INFORMACIÓN Y PRIVACIDAD:

En el mundo de 1984 el Gran Hermano vigila las acciones de los individuos, los miembros del partido espían todo el tiempo, no se puede confiar en nadie, vigilancia y propaganda del estado van de la mano, la privacidad pasa a ser un terreno político y estatal.


“En parte se debía a que en el pasado ningún gobierno tuvo la posibilidad de mantener a sus ciudadanos bajo vigilancia constante ...Con el desarrollo de la televisión y de los avances técnicos que hicieron posible transmitir y recibir por el mismo aparato, la vida privada llegó a su fin. La policía pudo observar veinticuatro horas al día a todos los ciudadanos…” (p. 219)


Hoy los estados y las industrias manejan muchísima de nuestra información personal y privada, con datos que nosotros mismos proporcionamos obligada o voluntariamente.

¿Cómo incide el lenguaje en la comprensión de la realidad?

¿Cómo puedo identificar si mi capacidad de pensar libremente está siendo manipulada?

¿Qué papel tiene la memoria en la formación de nuestra identidad individual y colectiva?

¿Acaso algún partido, gobierno o institución está libre de ideología?



En colaboración con: Liz Mendoza

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page