top of page

¿Quién es el rebelde?

Actualizado: 18 ago 2022

Entendiendo que el rebelde es quien reta al status-quo, deberíamos empezar por preguntarnos: ¿Cuál es el status quo actual? Para concluir entonces ¿Quién es el rebelde?


Existen muchos tipos de rebeldes, pero Joseph Heath y Andrew Potter nos explican sobre aquellos que piensan que las normas sociales nos reprimen, nos llevan a la infelicidad, la alienación y por lo tanto debemos acabar con ellas. Son los rebeldes que se basan en algunas teorías de Marx, Freud, Gramci y Marcuse.

Estos rebeldes ven en el hedonismo una conducta revolucionaria, de transgresión, que les da la sensación de recuperar una libertad que les robó el sistema (llámese Estado, religión, familia, heteropatriarcado, etc…). Por eso, el uso de drogas ilegales, el repudio a la religión, al matrimonio o la diversión como fin último, es un mecanismo de escape a ese sistema opresor.

Y cuando a esa rebeldía se le resta el componente filosófico/intelectual para hacerla (como dirían Bauman o Vargas Llosa) "light"...se convierte en algo popular y rentable: Una rebeldía comercializada a gran escala.

El problema es cuando esa rebeldía se radicaliza, sin apertura al diálogo y propone una transformación total del sistema, no un cambio...Puede ser muy peligrosa porque fomenta el tribalismo y toma la violencia como un triunfo político: lo vemos en la quema de iglesias, el saqueo de comercios, el uso de la fuerza en protestas, etc.

Acá proponemos una rebeldía que hace las paces con el pasado y no habla desde la herida. Una que se hace cargo de sus pasiones y asume sus consecuencias. Una que toma como brújula el SUMMUM BONUM, el bien supremo. Una que no permite dejo de violencia y que edifica: con palabras y obras. Una que construye puentes.

Destruir es fácil...gobernarse uno mismo, no.

La RAE define la acción de rebelarse, como negarse a obedecer, oponer resistencia a algo.

El clásico arquetipo de rebelde que vemos en películas, libros, artistas o líderes sociales, son justamente esas personas que desafían a la autoridad y al sistema.


Existe un afán por redefinir lo que significa ser humano y cambiar las estructuras porque hay un sentimiento de que algo no esta funcionando...y en muchos casos eso es evidente e innegable

Pero sin una brújula moral, ya hemos visto cómo podemos llegar a destruirnos a nosotros mismos, o justificar la violencia, la censura o la cancelación como triunfos políticos.

Por otro lado, nos llama la atención una rebeldía muy particular: la que ve el hedonismo como una conducta revolucionaria y de transgresión.

Joseph Heath y Andrew Potter, (autores de “Rebelarse Vende”) nos explican que esto se da cuando percibimos que el sistema nos reprime, nos lleva a la infelicidad, la alienación y por lo tanto debemos ir en contra.


Por eso, el uso de drogas ilegales, el repudio a la religión, matrimonio o la diversión/placer como fin último, se convierten en un mecanismo de escape a esa opresión percibida.

Nos da la sensación de recuperar una libertad robada por el sistema (llámese estado, religión, familia, etc..)

.

En medio de todo el alboroto contemporáneo, nosotras creemos que siempre es bueno voltear a ver hacia adentro y hacia atrás para ver las cosas con más perspectiva:

Los griegos tenían inscrito “Conócete a ti mismo” en el templo de Apolo en Delfos y el filósofo Rancière desarrolla ese “Conócete a ti mismo” como un principio del verdadero empoderamiento.

.

Dostoyevsky en su novela filosófica “Memorias del subsuelo” plantea el problema de la rebeldía cuando se manifiesta como una obstinación por actuar conforme a la propia voluntad, al punto de causar destrucción, caos o ir en contra de la ciencia, con tal de demostrar que uno no es una pieza más del sistema.

.

También retrata el temor del humano a encontrar respuestas, pues teme que si las encuentra, ya no tendría nada más que buscar… por eso la constante inconformidad, el ir contra la norma… la rebeldía.

.

Acá 5 propuestas para encausar una rebeldía necesaria y constructiva:

  • La que busca los desafíos intelectuales...en un mundo que nos dice que evitemos la incomodidad.

  • La que cuestiona sus emociones...en un mundo que nos dice que hay que confiar ciegamente en ellas.

  • La que busca el diálogo...en un mundo que nos dice que son "ellos contra nosotros".

  • La que hace las paces con el pasado (personal e histórico)...en un mundo que habla desde la herida.

  • La que se hace responsable de sus actos...en un mundo sin consecuencias, que ofrece salidas fáciles.


¿Tu que piensas?


Fuente de Información

HEATH, Joseph y POTTER, Andrew. Rebelarse vende. El negocio de la contracultura. México: Taurus, 2005. 417 pp.

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page