top of page

LA VENTANA DE OVERTON: 5 pasos para legalizar la p3dofili@ (o lo que sea)

Actualizado: 29 ago 2023




La ventana de Overton es una teoría política que explica cómo en 5 pasos se puede cambiar la opinión pública, llevando cualquier tema de lo impensable a lo legal. En el caso de la pedofilia, hemos observado como ha ido permeando en la cultura de forma sutil. Desde Buscaminas creemos que esto ha sucedido, no como un esfuerzo coordinado por élites macabras, sino como consecuencia de una cultura donde el terreno ya está preparado de diferentes formas. La hipersexualización del entretenimiento y las redes sociales es una forma de grooming: cuando un menor ve por todos lados mensajes sexuales se vulnera su capacidad de reconocer los límites de lo bueno y lo malo y a la vez facilita la auto-sexualizacion como una práctica normalizada.


Mientras tanto, a nivel mediático identificamos una tendencia que aborda la pedofilia desde un lugar problemático, que busca la desestigmatización del pedófilo.


Empecemos por diferenciar dos términos:

Pedófilo: Aquel que siente atracción sexual hacia niñas, niños o adolescentes prepúberes.

Pederasta: Aquel que abusa sexualmente de niñas, niños o adolescentes prepúberes.


Ahora sí, vamos con los 5 pasos de Overton:


1. DE LO IMPENSABLE A LO RADICAL


Aquí estamos en la escala más baja de aceptación. El tema se traslada a la esfera científica porque ahí no hay tabúes y se puede abordar el tema bajo una perspectiva investigativa. Poco después, empezamos a ver encabezados como los encontrados en el periódico británico The Independent, en el 2016 y 2017: “La pedofilia, una orientación sexual, como ser homosexual o gay”, o “La pedofilia es un destino, no una elección, declara reconocido científico”.


Los medios de comunicación comienzan a dar cobertura a grupos extremos, ya que la controversia genera atención, como sucedió en el 2006 cuando se legalizó en Holanda el partido PNVD (Partido del Amor Fraternal, la Libertad y la Diversidad) en Holanda, que pretendía rebajar la edad de consentimiento sexual de los 16 a los 12 años.


2. DE LO RADICAL A LO TOLERABLE


Como la palabra pedofilia tiene connotaciones muy negativas, es necesario crear eufemismos, sustituyendo los términos por otros más amigables, porque cambiando las palabras, podemos cambiar la percepción de la realidad, por ejemplo: "tener sexo intergeneracional" o usar el término "MAP" (persona atraída por menores, por sus siglas en inglés).



3. DE LO TOLERABLE A LO SENSATO


Aquí se insiste en la importancia de no tener prejuicios. Se presenta a la pedofilia como una condición “sin salida” donde sólo queda aceptarla. Se apela a la compasión y se presentan testimonios de personas inofensivas con esta atracción, a quienes se les resalta su lado virtuoso. Hemos visto desde TED talks hasta artículos publicados por fuentes tan influyentes como el New York Times, pasando por la esfera académica, donde hace poco causó conmoción una tesis sobre el tema salida de la facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, titulada: “Pedófilos e infantes: pliegues y repliegues del deseo”.



4. DE LO SENSATO A LO POPULAR


El tema se toca abiertamente en la industria del entretenimiento, lo cual genera mucha conversación en redes sociales. Esta esfera es crucial en el paso hacia la aceptación. Recientemente han salido a la luz series, películas, artistas o marcas como Balenciaga que hacen referencia a la pedofilia de manera directa, aunque no siempre evidente a primera vista. Al tratarse de marcas o personas reconocidas en su ámbito, nos cuesta más trabajo cuestionarlas, por un sesgo de autoridad que tenemos ante grandes figuras mediáticas. Así que, aunque haya crítica, al final se tolera bajo la etiqueta de “disruptivo”.




5. DE LO POPULAR A LA LEY


Hasta el momento no existe una ley que explícitamente avale la pedofilia y pederastia, pero hay algunas iniciativas existentes que sí darían cierto respaldo legal y de aceptación social al hecho de tener sexo con menores, como darles autonomía en el ejercicio de su “vida sexual”, fomentar la experimentación desde temprana edad como parte de la exploración de su sexualidad y la normalización de contenidos hipersexualidos que tienen a replicarse como tendencia en redes sociales.


Lo importante en todo esto es identificar cómo se entrelazan los mensajes mediáticos, difusión científica, el espectáculo y las políticas públicas para moldear nuestra percepción y por lo tanto, nuestra realidad.






Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page