top of page

Vientres de alquiler : lo que NO se dice en los MEDIOS

Actualizado: 2 may 2023


 

La gestación subrogada está en su pico más alto. Estadísticas: A nivel global, en 2018 se reportó que la industria de la maternidad subrogada obtuvo ganancias por seis mil millones de dólares y se proyectaba para 2025 incrementarse a 27 mil 500 millones de dólares

Los medios y el entretenimiento nos han mostrado la cara más glamourosa de esta forma de ”convertirse en papás” pero vale la pena ver otras caras de esta realidad.


Empecemos por el principio: La gestación subrogada es

una técnica de reproducción humana asistida donde una persona o una pareja contrata a una agencia o pactan directamente con otra mujer la gestación de un bebé para entregarlo al momento de nacer. Los contratantes pueden aportar su material genético (óvulo y esperma), pueden pedirle a la gestante que done su propio óvulo o acudir a donantes.


La gestación subrogada no es nueva: en EEUU comenzó a practicarse desde los años 70s, pero se empezó a retratar en el entretenimiento en los 90’s.

Friends (1994)

La demanda ha crecido tanto en años recientes, que se ha empezado a generar un “turismo gestacional” en el mundo, principalmente en los países donde rentar un vientre es más

económico y está menos regulado.


Hay una correlación directa entre el turismo gestacional y las mujeres en estado vulnerable (¿O apoco tu le rentarías tu cuerpo durante 9 meses a unos extraños si tuvieras todas tus necesidades económicas resueltas y una carrera profesional prometedora?)

En Estados Unidos el costo promedio del procedimiento es de 150 mil dólares y a la gestante se le paga de 20 mil a 30 mil dólares, en México es de 90 mil dólares y se le dan de 9 mil a 10 mil.

La demanda en Ucrania, otro de los destinos “low cost” se disparó durante la pandemia y develó la deshumanización, así como la falta de criterios éticos y morales en la industria cuando cientos de bebés de la empresa BioTexCom se quedaron varados en un hotel al cerrarse las fronteras, y como si fuera mercancía de Amazon, este “pedido de bebés” quedó estancado, sin cuidado parental, derechos ni registro.



Imagen de un hotel de la empresa BioTexCom dedicado a cuidar bebés que no han podido ser recogidos por sus

<surrpapis> en mayo de 2022, en Ucrania ante la imposibilidad de viajar durante la pandemia. Fuente: El Pais

Ante esto, todavía puede surgir la pregunta: ¿Y cuál es el problema, si todas las partes están de acuerdo? Nadie está obligando a nadie.


Nosotras acá vemos varios problemas adicionales:

  1. La vida misma ha entrado en una DINÁMICA DE MERCADO, de oferta y demanda: una mera transacción donde hay compradores, un producto que tiene un costo y un intermediario que provee el servicio…y así bajo esa lógica, se abre la puerta a todo tipo de irregularidades, por ejemplo, cuando el producto no es lo que el cliente esperaba, puede deshacerse de él (si viene con alguna enfermedad, malformación, si es embarazo múltiple, o simplemente si se arrepiente). Estamos tratando a las personas como objetos que deben cumplir las expectativas del comprador, con un servicio 5 estrellas.

  2. El DESEO de ser papás va por encima de todo y no se cuestiona en términos éticos o morales, sino que se reclama…lo curioso es que este deseo que tanto se defiende incluso como derecho, puede cumplirse solo para quienes tienen el dinero suficiente de hacerlo realidad. El resto solo son parte de la cadena de suministro.

  3. EL VÍNCULO que se da en el vientre materno durante 9 meses es ignorado o negado por completo, no solo a nivel afectivo sino químico (microquimerismo). El bebé que es gestado, reconoce el ritmo cardiaco, temperatura, voz de su gestante…y la gestante durante 9 meses vivió un proceso físico, hormonal, que preparó a su cuerpo para recibir, alimentar y cuidar a su bebé, pero que de tajo es cortado.


Ok ¿Y si no hay dinero de por medio?


Bueno, pues no por ser gratis deja de tener las implicaciones éticas, legales, médicas y psicológicas antes mencionadas.

Además, aunque existen casos donde la gestación subrogada se da de forma “altruista” (por vínculos de amistad o familia), la mayoría de los casos se da por un intercambio económico. Pero de nuevo, lo que nos muestran los medios son justo esos casos altruistas, lo cual hace que aceptemos la práctica, sin pensar en la

gran mayoría de casos, la historia no se ve así de bonita



Siendo un negocio que mueve 6.000 millones de dólares al año, ¿Es digno y válido que sean vidas humanas quienes mueven la cadena de suministro? No romanticemos la explotación maquillada de método de reproducción humana asistida. Existen métodos alternativos de formar una familia que no afectan la dignidad de terceros…



Cuando el valor de la vida está dictado únicamente por el DESEO (“deseo ser madre o padre a toda costa”), damos pie a que el sistema capitalista encuentre ahí una oportunidad de mercado (para luego exigirse como un DERECHO). Por lo tanto, la vida misma pasa a ser el fruto de una actividad comercial, al alcance de quienes tienen el dinero para adquirir la mercancía. Un deseo que aprovecha la vulnerabilidad de mujeres dispuestas a rentar su cuerpo durante 9 meses porque no tienen las mismas oportunidades de quienes las rentan a ellas.



Referencias:

https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2021_908.html

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page